La unión entre la tecnología y las finanzas ha desencadenado un cambio significativo en el paisaje financiero español, materializado en lo que denominamos finanzas integradas. La expresión, cada vez más presente en el vocabulario de los profesionales del sector, describe un ecosistema donde empresas de todo tipo ofrecen servicios financieros personalizados a sus clientes. Esta transformación se apoya en el poder de los datos y en la capacidad de adaptación de las empresas, y su impacto en la sociedad española es notable.

Un análisis proyectado por la EY revela un dato crucial: en un futuro próximo, más del 50% de la oferta financiera se originará en plataformas no financieras. Este enfoque hacia la integración de productos y servicios de ámbito económico en empresas de todo tipo representa un giro radical para la industria, que verá como la personalización y el valor de los datos se constituyen en pilares fundamentales para crear nuevas experiencias para los usuarios en un mundo cada vez más digitalizado.

La digitalización ha tomado un rol protagonista en la relación entre consumidores y proveedores financieros. El 61% de los clientes está a favor de las finanzas integradas en el comercio electrónico, y un notable 40% son fieles a sus marcas favoritas porque les ofrecen este tipo de ventajas financieras. Ante esta demanda, el compromiso empresarial es evidente: alrededor de un 95% de las empresas tiene en sus planes adoptar este enfoque.

Finanzas integradas y personalizadas

La valoración de los datos de los clientes, junto a la flexibilidad para adaptarse, se alzan como los pilares fundamentales del futuro de estos productos en España. Si miramos hacia el futuro cercano veremos que se anuncian cambios significativos en el panorama financiero español, desde la agilización en los pagos hasta su fusión con soluciones de inteligencia de datos.

Sin embargo, lo más fascinante es el énfasis que se pondrá en la personalización como ventaja competitiva. Las empresas de telecomunicaciones, seguros, movilidad y viajes serán auténticas expertas en la gestión de grandes volúmenes de datos de clientes, y serán también las pioneras en la entrega de servicios financieros personalizados. Este movimiento no solo mejorará la experiencia del cliente, sino que también impulsará la innovación y transformación en la oferta de servicios financieros.

Finanzas integradas: un ecosistema donde empresas de todo tipo ofrecen servicios financieros personalizados a sus clientes

Ofrecer servicios financieros representa un horizonte más extenso para las empresas: llegar a una audiencia más amplia, comprenderla de forma más profunda y retenerla brindándole exactamente la experiencia personalizada que anhela. Es por esto por lo que las finanzas integradas son una tendencia en ascenso a nivel global y el sector está comprometido a llevar esta ola de servicios más lejos aún.

Las empresas alineadas con la innovación continua y la colaboración estratégica son quienes más estrechamente están trabajando con grandes compañías y fintech para ofrecer productos y servicios bancarios innovadores a sus clientes. Este compromiso marca el inicio de una nueva era en la relación entre usuarios y servicios financieros.

En este aspecto, nuestra visión se enfoca no solo en la entrega de servicios financieros avanzados, sino también en la construcción de confianza y de relaciones sólidas con nuestros clientes. En un mundo donde los datos son el nuevo oro, la seguridad y la transparencia son fundamentales, por lo que nos esforzamos por mantener los más altos estándares éticos y de seguridad en el manejo de la información.

El futuro de las finanzas integradas en España es emocionante y, por supuesto, prometedor. Las empresas están preparadas para desempeñar un papel fundamental en la transformación del panorama financiero, proporcionando soluciones más personalizadas y adaptadas a las necesidades de los consumidores.

La era de las finanzas integradas está aquí, abriendo nuevos caminos hacia una experiencia financiera más intuitiva, centrada en el cliente y basada en los datos.