SAP Business AI: combinar toda la potencia de la IA con los procesos y datos que dirigen el mundo empresarial. En los últimos meses, la inteligencia artificial (IA) ha dejado de ser algo que contemplábamos como fantasía o ciencia ficción para convertirse en una realidad tangible que está transformando todos los aspectos de nuestra vida. Si 2023 fue el año en el que muchos la descubrieron, 2024 será el de la ejecución, especialmente en el mundo empresarial.

Anna Oró La IA generativa marca un cambio de paradigma en la manera en que los sistemas informáticos aprenden de los datos, resuelven problemas complejos e incluso proporcionan creatividad cuando es necesario.

Estos modelos son capaces de aprender, proponer y generar nuevas entidades, lo que los hace especialmente útiles para diseñar asistentes virtuales que originen respuestas similares a las humanas, desarrollar videojuegos con contenido dinámico y en constante evolución, e incluso generar datos sintéticos que permitan entrenar otros modelos de IA, especialmente en contextos donde la recopilación de datos del mundo real podría resultar difícil o poco práctica.

Un estudio reciente de IDC en el ámbito de EMEA sitúa en el 65% la cantidad de ejecutivos que tienen la IA generativa entre sus prioridades de inversión para los próximos doce meses, y en un 33% el porcentaje de compañías que se van a enfocar en construir capacidades alrededor de ella.

Más ambicioso en alcance geográfico e impactos, otro análisis de McKinsey cifra entre los 2,6 y los 4,4 trillones de dólares el valor incremental para la economía global de la IA generativa. Dicho estudio destaca también que entre el 40% y el 60% de las compañías ya cuentan con capacidades desarrolladas en esta tecnología o dispondrán de ellas pronto.

Para SAP, la inteligencia artificial debe ser relevante, fiable y responsable, y seguir unas estrictas normas éticas

La IA está teniendo un impacto profundo en las aplicaciones empresariales. Son muchas las organizaciones que la ven como una nueva y poderosa herramienta para crear contenido, resolver problemas complejos y transformar la forma en que los clientes y los trabajadores interactúan con ella.

Todo lo anterior se une a la nube, otra tecnología transformadora que permite a las empresas romper los silos para que sus equipos puedan acceder a los datos que necesitan, haciendo posible innovar más rápido y en un entorno seguro.

La IA ya está presente en todas las conversaciones y son incontables las apuestas existentes para incorporarla a los negocios. Es lo normal en esta primera etapa de ideación y experimentación, aunque el resultado final dependerá de lo bien que se aplique. Dicho de otro modo, la nueva tecnología emociona…, pero es la tecnología correctamente aplicada la que verdaderamente revoluciona.

SAP Business AI

Desde sus inicios, nuestra compañía lleva siendo un punto de encuentro entre la tecnología y los negocios, y el cambio de paradigma que propone la IA modificará fundamentalmente el trabajo, los negocios y la sociedad. Estamos ante un momento transformador y queremos ayudar a las organizaciones a conseguir resultados empresariales que antes eran inimaginables.

Somos conscientes de nuestras fortalezas para combinar toda la potencia de la IA con los procesos y datos que dirigen el mundo empresarial. Fruto de ese conocimiento, fortaleza y experiencia nace SAP Business AI: una serie de servicios totalmente integrados con los procesos de negocio, aplicaciones y análisis que ya están colaborando en transformar la manera en que las personas interactúan con el software empresarial para que su trabajo resulte más eficiente y cómodo.

La IA debe ser relevante para el negocio, y esto solo se consigue si sus capacidades están embebidas en los procesos y en las soluciones empresariales, al tiempo que se garantiza la confianza, tanto en lo relativo a los datos como en lo tocante a seguridad y cumplimiento de estándares éticos. Este es el caso de las soluciones SAP.

Ejemplos de uso

La incorporación de la IA generativa en el negocio mejora las capacidades de las aplicaciones empresariales al proporcionar mejoras significativas en procesos clave y en todas las tareas empresariales. Veamos algunos ejemplos.

Telefónica ha desarrollado una aplicación de reskilling que permite a sus empleados identificar las habilidades existentes y explorar las áreas de desarrollo profesional usando la solución SAP SuccessFactors Human Experience Management Suite. De esta forma se ha automatizado el matching de los perfiles de empleado con los puestos vacantes y con las nuevas funciones emergentes en función de los conjuntos de habilidades y competencias

la nueva tecnología emociona…, pero es la tecnología correctamente aplicada la que verdaderamente revoluciona

En el área de cadena de suministro, American Sugar Refining —que lleva más de 150 años distribuyendo productos derivados de la caña de azúcar— utiliza ahora IA integrada en SAP Business Technology Platform para predecir con mayor precisión el coste del transporte de mercancías. Algo que solía ser un proceso laborioso se genera ahora automáticamente en cuestión de segundos. Como resultado, la empresa ha sido capaz —con seis meses de datos— de generar 2200 previsiones para 628 rutas de camiones de seis estados de EE. UU., con una precisión del 95%.

Por su parte, Motor Oil Group necesita supervisar el estado de los equipos de su refinería para minimizar el tiempo de inactividad y reducir los costes de mantenimiento. Al adoptar el aprendizaje automático y el análisis predictivo de SAP, la empresa ha podido crear modelos de eventos anómalos basados en datos de sensores e introducirlos en cuadros de mando fáciles de usar y en notificaciones por correo electrónico. Esto le ha permitido explicar los sucesos anómalos con una precisión del 77%, y predecir las mediciones futuras de los sensores con una precisión del 70%.

Es momento de actuar

Visto todo lo anterior resulta fácil darse cuenta de que la inteligencia artificial generativa ha llegado para quedarse en nuestros negocios. La rapidez de su incorporación a los procesos empresariales viene dada por tres factores principales:

  • El progreso tecnológico. Las arquitecturas de inteligencia artificial mejoradas y los datos disponibles han permitido el desarrollo de modelos realmente asombrosos.
  • El aspecto económico. No hay que olvidar que las plataformas que alcanzaron el éxito en épocas previas, como Internet o la nube, experimentaron avances clave cuando los costes marginales se acercaron a cero.
  • La aceptación social. En la actualidad ya no es necesario explicar o tratar de convencer a ningún profesional sobre las ventajas de esta tecnología para su sector. El negocio está cambiando y la inteligencia artificial tiene mucho que decir al respecto.

Pero No todo vale

Sin embargo, al implantar o desarrollar una nueva tecnología hay que tomarse muy en serio su impacto en el bienestar de las personas, en la salud de los negocios, en la sociedad y en la economía. Las organizaciones deben asegurarse de que sus socios tecnológicos cumplen normas estrictas de ética cuando utilizan la inteligencia artificial. Los deslices en la privacidad, o el uso de un modelo sesgado, pueden dañar gravemente la reputación de una empresa. De hecho, una de las máximas de SAP a la hora de llevar a cabo sus desarrollos tecnológicos en esta área es que la IA ha de ser relevante, fiable y responsable.

La IA generativa está cambiando nuestro mundo, modificará significativamente los procesos de negocio y revolucionará la forma en que trabajamos y vivimos. Y lo seguirá haciendo. La pregunta es si la vemos como un competidor o somos conscientes de que puede ser un compañero útil. Es momento de reconocer y afrontar los riesgos, pero también de identificar las oportunidades como posibilidades.