Cuidar a los empleados es cuidar el negocio

Employee value position en Gullón

4135

Si hace algunas décadas los aspectos que más se valoraban en el mundo empresarial eran contar con una buena materia prima, maquinaria de última generación y mano de obra barata, hoy día el panorama ha cambiado bastante. Ahora, la buena imagen de la compañía, tanto desde dentro como hacia fuera, es uno de los aspectos más valorados. A los consumidores ha de “gustarles” la marca y lo que representa para que se decidan por sus productos o servicios; y los empleados han de sentirse parte del proyecto empresarial, percibir que su aportación es valorada y que son tratados como profesionales.

Esto último es lo que llamamos compromiso, y está demostrado que incide directamente en la cuenta de resultados de las organizaciones. Los empleados son la base sobre la que se asienta la actividad de la compañía, su producción, sus ventas, su estrategia de negocio…; y en su productividad y buen hacer influyen variables como el reconocimiento profesional, el ambiente laboral o su vinculación emocional con la organización, además, por supuesto, de otras variables más tangibles tales como el salario, los beneficios sociales o las mejoras laborales.

Analizar y medir el compromiso, y cuidarlo, es fundamental para el correcto funcionamiento de las empresas

Por eso, analizar y medir este compromiso, y cuidarlo y alimentarlo de forma continuada, es fundamental para el correcto funcionamiento de cualquier empresa. Particularmente, es vital para aquellas que están acometiendo un proceso de cambio o transformación, que puede generar incertidumbre, inseguridad y desconcierto. De hecho, lo hemos visto claro durante todo el proceso que nos ha tocado vivir a causa del coronavirus.

El nivel de compromiso

Un ejemplo de empresa preocupada por sus empleados es el Grupo Gullón, uno de los principales fabricantes de galletas de Europa, que ha puesto en marcha un ambicioso plan denominado Gullón21, cuya misión principal es reforzar su employee value position (EVP), la propuesta de valor para el empleado que ofrece la compañía. Para ello, se ha decidido a analizar el grado de implicación de la plantilla con los valores estratégicos de la empresa para poder definir propuestas de mejora que permitan avanzar hacia un modelo de negocio y de liderazgo centrado en las personas.

En el marco de este proyecto, junto con la colaboración de Watch&Act, se ha desarrollado un piloto con 400 empleados de su fábrica V.I.D.A., situada en Aguilar de Campoo (Palencia). Mediante la aplicación de nuestra metodología Fourflags, basada en algoritmos y avanzadas herramientas de business intelligence, se ha recabado una gran cantidad de datos que permitirán a la compañía diagnosticar eficazmente el nivel de compromiso de los equipos y definir una estrategia adaptada para su gestión continuada.

Las encuestas realizadas han dejado claro que van bien encaminados, que existe un buen sentimiento general hacia la marca empleadora y que los trabajadores tienen un alto nivel de cohesión y compromiso. De hecho, durante el confinamiento la compañía ha sido capaz incluso de aumentar su producción para atender no solo a la demanda habitual, sino también a proyectos solidarios y de colaboración.

Gullón dispone ahora de una valiosa herramienta analítica para vincular el compromiso de sus empleados con sus KPI de negocio

Gullón dispone ahora de una valiosa herramienta analítica para vincular el compromiso de sus empleados con sus KPI de negocio, una herramienta con la que podrá seguir realizando mediciones de control y contrastando los datos de distintos departamentos o secciones para identificar puntos de mejora. Así podrá calcular cuánto produce un empleado comprometido y otro que no lo está tanto, y establecer planes o medidas de motivación específicos para determinados profesionales con el fin de aumentar la rentabilidad general de manera directa.

Nuestra sociedad necesita más empresas como esta, más humanizadas, con una cultura corporativa que pone a la persona en el centro del negocio y le da el valor que realmente le corresponde dentro de la estrategia de la compañía.