El del almacenamiento es un reto cada vez más común —y crítico— en todo tipo de organizaciones. El volumen de los datos está creciendo de forma exponencial, pero es que cada vez son más necesarios para competir en un mundo eminentemente digital.

Jose Moreno, head of Storage Solutions en Fujitsu.

Además, según Jose Moreno, head of Storage Solutions en Fujitsu, a esto hay que sumar que, en muchos casos, los sistemas de almacenamiento más tradicionales no están preparados para gestionar de forma adecuada un determinado tipo de dato —como es el no estructurado— cuyo volumen se duplica cada dieciocho o veinte meses.

A factores más o menos recurrentes que afectan a este mercado, como la necesidad de eficiencia y de altas cotas de rendimiento, hay que unir también otras tendencias como la creciente preocupación por la ciberseguridad, la masiva adopción de estrategias de nube híbrida (cerca de un 82% de las empresas), o el interés por los modelos de almacenamiento como servicio, que permite a las empresas pagar solo por aquello que consumen.

Simplicidad y prestaciones

Ante un escenario tan complejo, las empresas demandan soluciones que simplifiquen esta problemática. Básicamente, que sean capaces de absorber cualquier tipo de datos (ficheros, bloques u objetos) y que puedan moverlos de forma transparente entre diferentes nubes, en sistemas que están en su propio datacenter o en datacenters externos (hyperscalers, por ejemplo). Además, lógicamente, que soporten las características específicas de las aplicaciones basadas en contenedores y microservicios (cloud native applications) o los nuevos tipos de servicios de alto rendimiento.

A factores como la eficiencia y el rendimiento se une también la creciente preocupación por la ciberseguridad o la masiva adopción de nube híbrida

El directivo de Fujitsu también puso el foco en el ámbito de la sostenibilidad “Los centros de datos son los que más crecen en consumo energético. Garantizar que los sistemas ofrecen la máxima eficiencia, tanto en el consumo como en las emisiones de CO2 es uno de los retos clave para todo tipo de organizaciones “.

Por otra parte, en opinión de Moreno, teniendo en cuenta que los datos son el activo empresarial más importante, resulta vital protegerlos de forma adecuada para, entre otras cosas, garantizar la continuidad del negocio. Más allá de la capacidad de replicación, las empresas deben responder de forma adecuada a las nuevas amenazas que han ido apareciendo con la masiva digitalización de los procesos, como es el caso del temido ransomware, que tiene ya un rango de incidencia muy elevado.

ETERNUS NU200

La respuesta que propone Fujitsu para este tipo de escenarios es una nueva plataforma —ETERNUS NU200— especialmente pensada para pequeñas y medianas empresas con necesidades de almacenamiento de datos de nivel básico superior. Entre sus características más destacadas, este ETERNUS NU200 propone una nueva arquitectura mucho más rápida y flexible que proporciona un enfoque simplificado, sostenible y rentable para las necesidades de almacenamiento generalizadas.

Según José Moreno, su arquitectura sin caché le ofrece la capacidad de llegar al dato de una forma mucho más rápida para garantizar un rendimiento excepcional y una mayor simplificación de la arquitectura.

“Es un sistema que ofrece características de almacenamiento empresarial, pero que está posicionado en el sector entry level del mercado, una solución asumible para cualquier pyme”.

Su arquitectura sin caché garantiza un rendimiento excepcional y una mayor simplificación de la arquitectura

Cuenta con un motor de almacenamiento rediseñado y todas las categorías de datos —bloques, archivos, objetos y contenedores— están protegidas por el sistema basado en flash. Su enfoque unificado, consolida todas las necesidades de almacenamiento, simplificando la gestión y reduciendo los costes. Esto mejora significativamente la huella medioambiental y potencia la sostenibilidad, ampliando la vida útil del hardware existente y reduciendo los residuos electrónicos y la huella de carbono asociada a las frecuentes revisiones del sistema.

Otra característica destacable es que está diseñado para funcionar con mayores capacidades por unidad. A menudo se desaconseja superar el 50% de la capacidad de cada unidad adquirida, ya que ello repercute en el rendimiento del sistema o del volumen. Por el contrario, el ETERNUS NU200 propone un enfoque más eficiente, utilizando el máximo de la capacidad de la unidad sin comprometer el rendimiento.

Además, un punto también importante está relacionado con las opciones de comercialización: aparte de la adquisición convencional, está tambien disponible en un modelo de consumo como servicio (Fujitsu uSCALE). De este modo, el sistema quedará instalado en el datacenter del cliente (aunque el activo seguirá siendo propiedad de Fujitu), pero éste solo pagará por lo que está usando, contando también con opciones flexibles crecimiento.

Almacenamiento protegido frente a ransomware

Frente la creciente preocupación en el ámbito de la ciberseguridad, este ETERNUS NU200 cuenta con una serie de características de protección diferenciales. Por ejemplo, incluye un algoritmo basado en inteligencia artificial que es capaz de detectar patrones anómalos de comportamiento en el acceso a los datos.

El sistema va aprendiendo el patrón de uso, qué usuarios acceden, en qué momentos y durante cuánto tiempo. En base a él, es capaz de detectar desviaciones, disparar alertas o bloquear el acceso al volumen; esto se combina con una serie de tecnologías de recuperación, a través de snapshots inmutables, que permiten recuperar el paso en muy poco tiempo, garantizar la continuidad del negocio.