Análisis del Asus Zenfone 9. Si has llegado hasta aquí es porque estás buscando algo diferente, porque el tamaño de tu teléfono empieza a ser un inconveniente pero no quieres renunciar a lo mejor que te propone la tecnología en cuanto a prestaciones, pantalla, sonido, autonomía, cámaras…

De un tiempo a esta parte, la evolución de los smartphones ha estado ligada a un aumento constante de las dimensiones del dispositivo para dar cabida a pantallas cada vez más grandes, con las que responder a la demanda de los usuarios a la hora de consumir contenido multimedia, juegos, películas… De hecho, los límites entre un smartphone y una tablet cada vez aparecían más difuminados.

Asus está demostrando que hay otro camino: dispositivos más compactos manteniendo la experiencia de uso

Ahora la tendencia está variando. Un número creciente de usuarios demanda tamaños más compactos, pero sin que esto influya en su experiencia de uso en todos los sentidos (rendimiento, calidad de pantalla, autonomía, cámaras…). La respuesta puede llegar a través de los últimos modelos plegables, pero Asus está demostrando que hay otro camino.

Asus Zenfone 9: compacto y resistente

A mediados de este año Asus presentó su Zenfone 9, una evolución muy acertada del anterior Zenfone 8 (lanzado en 2021) con el que el fabricante marcó el camino en busca de un terminal compacto en el que el rendimiento, el diseño o la experiencia de uso no se vea comprometida. Ahora, con el lanzamiento de su nuevo buque insignia, ha dado un paso de gigante.

Hemos estado probando este Zenfone 9 durante un mes y las sensaciones han sido muy positivas en todos los sentidos. Es más, hay pocos elementos a mejorar si lo ponemos en manos de un usuario convencional, salvo algunos detalles relacionados con el diseño (los objetivos sobresalen) o la carga rápida.

Realmente notas la diferencia desde el primer momento. Hablamos de un terminal que está pensado para manejarlo con una sola mano. Su exterior es sensiblemente más estrecho y corto que los móviles convencionales e incluye algunas características que inciden en este sentido, como el botón multifunción ZenTouch, más alargado de lo habitual, que soporta múltiples funciones a través del pulgar (es personalizable) e integra un sensor de huellas dactilares para desbloquear el terminal; o la posibilidad de activar un modo especial (solo usa la zona inferior de la pantalla) a través de un simple gesto.

Propone un diseño limpio y elegante, con una serie de detalles mediante los que se consigue una sensación de seguridad en su manejo

Por otra parte, propone un diseño limpio y elegante, con un marco metálico (aluminio mate), o el uso de ángulos rectos en el borde de la pantalla y una cubierta posterior texturizada para conseguir una mayor sensación de seguridad en su manejo. Además, cuenta con certificación IP68 (resistencia al agua y al polvo) y un cristal Corning Gorilla Victus para proteger la pantalla, aportando mayores niveles de resistencia ante caídas o arañazos.

Pantalla y rendimiento

Lógicamente, estamos ante uno de los quid de la cuestión. Para lograr ese diseño compacto, el Zenfone 9 ha optado por un panel de 5,9″ AMOLED fabricado por Samsung, con un rendimiento realmente diferenciador. Por dar solo algunos datos, ofrece una resolución Full HD+ (con un nivel de densidad de 445 ppi), una tasa de refresco de hasta 120Hz, un tiempo de respuesta de 1ms o un nivel de brillo en exteriores de 800 nits.

Trasladando esto a su uso cotidiano, estamos ante una pantalla con un excelente nivel de calidad en el ámbito visual, mostrando unos colores vivos y nítidos en todo tipo de entornos y condiciones de luz. Además, su comportamiento es muy fluido, sin saltos en los desplazamientos, algo que se nota especialmente en la reproducción de video o de juegos con elevadas necesidades en el aspecto gráfico.

En este nivel de rendimiento tiene mucho que ver la integración de la plataforma móvil Snapdragon 8+ Gen 1 —y 16 GB de RAM en el modelo que hemos probado— para garantizar un funcionamiento muy rápido en todo tipo de aplicaciones, con un arranque prácticamente inmediato de las apps y sin que se noten retardos o tiempos de parada al pasar de una a otra. Además, y esto es también importante, Asus ha integrado diferentes tecnologías (cámara de vapor, láminas de grafito, pasta térmica) para reducir sensiblemente el calor generado cuando se hace un uso intensivo del hardware. Esto es algo que se nota, y se agradece.

Cámara y otras características

Otro de los elementos críticos en estos buques insignia es la cámara. Aunque teniendo en cuenta su tamaño, los objetivos de las dos cámaras (principal y gran angular) que integra este Zenfone 9 destacan especialmente en la zona posterior. Tal vez demasiado, aunque tampoco es un problema insalvable cuando se instala la funda protectora que viene en la caja.

Las fotografías son de una excelente calidad, con un nivel de luz adecuado, nítidas y bien equilibradas en cuanto al color

En lo que se refiere a la captura, este doble sistema Sony (50 Mp y 12 Mp) ofrece un comportamiento acorde a la gama en la que se encuadra este modelo: fotografías con una excelente calidad, con un nivel de luz adecuado, nítidas y bien equilibradas en cuanto al color. Eso sí, como suele ocurrir, el resultado —en modo automático— puede mejorar algo según se va haciendo de noche.

En cualquier caso, siempre podremos realizar correcciones manuales a través de la app, que incluye además un buen número de modos de captura para conseguir efectos visuales fotografiando las luces del tráfico, en entornos donde hay muchas personas, cataratas… Además, cuenta con un modo retrato con bokeh ajustable y un modo manual para dar vía libre a todos los aficionados a la fotografía.

Otro punto que hay que destacar es el estabilizador Gimbal OIS híbrido de 6 ejes, que ayuda a conseguir los mejores resultados especialmente en la grabación de video, incluso en 8K a 30 fps. Según se va descendiendo en calidad van apareciendo más funciones de grabación, como aumentar la velocidad secuencial a 60 fps, aplicar el sistema de estabilización HyperSteady o grabar en HDR10+ para mejorar el contraste y el color.

Además, no podía falta la cámara frontal de 12 Mp, también de Sony, que proporciona un adecuado nivel de calidad para este tipo de uso, incluyendo algunos parámetros como el ajuste de bokeh o la captura a pantalla completa.

Conclusión

Aunque hay muchos más aspectos a destacar —su más que adecuada autonomía, las opciones de conectividad, el GPS dual o su excelente sistema de altavoces estéreo— este Asus Zenfone 9 destaca especialmente por el interesante binomio que propone entre diseño compacto y prestaciones.

La reducción paulatina de las dimensiones en los terminales es una tendencia clara que cada día tiene más adeptos. Cada vez más, se demandan dispositivos que quepan de forma holgada en el bolsillo interior de la chaqueta sin deformarla, que podamos llevar al gimnasio sin que suponga un problema y manejarlo con una sola mano de forma sencilla, sin miedo a que se nos caiga durante su uso. Pero esto, tal y como ha demostrado Asus, no tiene porqué estar reñido con la experiencia de uso, con la calidad de la pantalla o del sistema de captura, o con el rendimiento general o su autonomía.

  • Excelente relación entre el tamaño (compacto) y las prestaciones a nivel general.
  • Pantalla y nivel de rendimiento.
  • Autonomía.
  • Los objetivos posteriores sobresalen demasiado.