Captar el mejor talento

5G y edge computing

3374

Durante muchos años se ha encasillado al área de Recursos Humanos (RR HH) como burocrática e inmuta­ble. Por suerte, se están dando grandes pasos para que este departamento sea innovador, mediante la experimentación y la aplicación de nuevas tecnologías. Hoy en día, los entornos digitales son los grandes aliados de las empresas y, por ello, el papel de RR HH debe ser clave como impulsor de la transformación digital. Básicamente, se trata de simplificar y agilizar procesos, reducir la carga operativa y analizar mejor las oportunidades para reducir riesgos y tomar decisiones adecuadas.

Sin duda, ahora la misión del área de RR HH consiste en ayudar a los empleados a adaptarse a estos nuevos entornos digitales, en situarlos en el centro de la organización, involucrarlos y empoderarlos en este proceso de cambio a través de la formación, el uso de nuevas herramientas, la innovación y digitalización de procesos clave…

Tampoco debemos perder de vista que las estrategias de employer branding han cambiado: el talento hay que buscarlo, identificarlo y captarlo en Internet y en las redes sociales. Ahora, los candidatos son digitales y buscan nuevas formas de relacionarse, de comunicarse, y de selección. Quieren empresas que se adapten a sus necesidades y se lo pongan más fácil a través de formularios sencillos e intuitivos, contacto directo con el equipo reclutador… En definitiva, el objetivo es situar al candidato en el centro y hacerle vivir experiencias que le atraigan.

La IA permite extraer patrones y aplicarlos a los procesos de selección

Actualmente, el reclutamiento es el ámbito que cuenta con una mayor capacidad para innovar y aplicar la tecnología en los RR HH. Los chatbots y otras herramientas nuevas están automatizando la contratación a gran escala, pero estas tecnologías también están permitiendo obtener una gran cantidad de datos que, una vez analizados, pueden servir para predecir comportamientos, mejorar procesos, tomar decisiones relevantes, medir el nivel de satisfacción de los trabajadores o conocer el interés que existe por trabajar en una compañía.

De igual manera, la inteligencia artificial (IA)y el machine learning también tendrán su sitio en este departamento y podrán ayudar a detectar el talento. Recoger información procesable, real y permanente, analizarla y plasmarla en cuadros de mando (dashboards) permite predecir los retos de negocio, adecuarse a ellos y emplear el conocimiento generado para tomar mejores decisiones.

Asimismo, la IA permite procesar datos de los empleados a lo largo de los años, para extraer patrones y aplicarlos a los procesos de selección. En concreto, se pueden aplicar patrones en pruebas de acceso para predecir qué candidato puede tener un mejor desempeño en la organización según su comportamiento; o utilizar algoritmos para identificar talento en las diferentes plataformas de empleo.

En este sentido, la analítica predictiva ayudará a que los departamentos de RR HH del futuro consigan ser aún más proactivos para anticipar las necesidades de los colaboradores y proporcionar una gestión del talento verdaderamente personalizada y más objetiva.

La transformación de los RR HH, el impacto de las nuevas tecnologías y el compromiso de los empleados en un entorno de continuos cambios son claves para las empresas que quieran sobrevivir y ser competitivas. Cuanto antes aborden la necesaria modificación de estrategias de negocio, gestión de personas y procesos, más fuertes serán ante las dificultades e incertidumbres que seguirán llegando.

Sin embargo, pese a todos los avances tecnológicos, el factor humano continuará siendo el elemento fundamental en los procesos de selección.