Vivimos unos tiempos convulsos que, dejando aparte la gravedad de los acontecimientos, están impulsando la puesta en marcha de toda una serie de cambios sobre los que se viene hablando desde hace tiempo. Cambios que, apoyándose en la tecnología, están haciendo evolucionar los modelos de relación tanto en el ámbito personal como en el profesional.

Un ejemplo muy evidente son todas las herramientas, servicios y dispositivos que se enmarcan dentro del denominado digital workplace. En palabras de Antonio Cruz, director de la Unidad de Negocio de Surface en España, con todas estas soluciones se persigue que tu puesto de trabajo no esté donde tengas tu mesa, tu asiento o tu ordenador, sino que esté donde tú estés. Este no es un camino nuevo para Microsoft, lo inició hace ya siete años con el lanzamiento de la primera iteración de Surface Pro, proyectando toda una serie de características como flexibilidad, movilidad, productividad, seguridad, colaboración… “Todos estos valores, que asociamos a Surface Pro para el puesto de trabajo, los llevamos ahora a los espacios de trabajo con Surface Hub 2S”.

Antonio Cruz, director de la Unidad de Negocio de Surface en España.
Antonio Cruz, director de la Unidad de Negocio de Surface en España.

Esto, desde luego, es una realidad cada vez más extendida, que aparece en las conclusiones de múltiples informes al respecto. Por ejemplo:

  • Según un estudio de Stanford, las compañías que promueven la colaboración de sus empleados tienen cinco veces más probabilidades de obtener un alto rendimiento.
  • Un estudio global de IWG (International Workplace Group) en 2018 confirmó que el 70% de los empleados trabaja al menos un día a la semana en otro lugar; por su parte.
  • La consultora Forrester afirma que, para el 75% de los usuarios finales y los responsables de TI, resulta imprescindible contar con una interfaz de usuario en las herramientas de videoconferencia que resulte consistente en todos los dispositivos y espacios de trabajo.

Es evidente que compañías de todos los tamaños están impulsando la colaboración como una actividad básica y transversal entre sus equipos de profesionales. Para ello es necesario promover una nueva cultura de trabajo, en la que el flujo de información sea más abierto, poniendo en valor el uso de espacios colaborativos que cuenten con las tecnologías adecuadas para permitir que los trabajadores recreen las condiciones idóneas para cada actividad, y puedan conectar con usuarios dispersos geográficamente sin limitaciones.

Nuevos espacios de trabajo

Para ello, Microsoft presentó el pasado año su Surface Hub 2S, que aprovecha todo el potencial de la compañía con Windows 10, Microsoft Teams, Office 365, Microsoft Whiteboard y la nube inteligente. Se trata de un dispositivo con pantalla 4K multitáctil creado para atraer y potenciar el trabajo en equipo mediante el desarrollo de vínculos entre los espacios digitales y físicos.

Se trata de un dispositivo específicamente pensado para el trabajo en equipo. Una pantalla IPS PixelSense de 50” de diagonal (3840×2560) true-to-life que integra un auténtico ordenador para su gestión, equipado con procesador Intel Core i5, 8GB de memoria RAM, disco duro SSD de 128 GB, Windows 10 y todos los puertos y conectores que podemos esperar de un PC completo. Aquí tienes todas las características técnicas.

Uno de los aspectos en los que más se ha trabajado es en la flexibilidad. De hecho, su pantalla —con un borde de tan solo 15,5 mm— presenta un peso de tan solo 28 Kg y, a través del acuerdo de colaboración con Steelcase, puede incorporar un soporte móvil que facilita mucho su desplazamiento. Además, también se está trabajando junto con APC Schneider para incorporar una batería con una autonomía de 2 horas aproximadamente. Esto permitirá añadir un nivel adicional de movilidad y facilitará también el desplazamiento del equipo entre diferentes localizaciones evitando la dependencia de los enchufes.

Entorno de colaboración real

El objetivo de esta Surface Hub 2S es hacer más cómodas las reuniones y el trabajo colaborativo, facilitando la integración real de todos aquellos que trabajan fuera de la oficina. Al completo conjunto de soluciones con las que cuenta el gigante de Redmond en este ámbito (Microsoft Teams, Skype for Business, Office 365…) se añaden ahora una amplia pantalla true-to-life equipada con cámara 4K, altavoces estéreo de tres vías y un conjunto de micrófonos de gran sensibilidad pensados para integrar a todos los miembros del equipo, ya sea en local o en remoto, con la máxima calidad posible.

Microsoft Whiteboard y Teams se sitúan en el centro de toda la experiencia de trabajo, permitiendo iniciar sesión, compartir documentos y acceder a todo tipo de contenidos interactuando de modo táctil o por medio del lápiz digital. En vivo, la experiencia es realmente fluida. No hay un ponente y un público que escucha, sino un grupo de personas que trabajan de forma conjunta sobre un mismo espacio, que contiene información proveniente de múltiples fuentes y que se replica en cada uno de los dispositivos que utilizan los asistentes en la sesión colaborativa.

Por último, Microsoft también ha anunciado el próximo lanzamiento de una nueva versión de esta Surface Hub 2S, que integrará una pantalla de 85”.