Fermín CarmonaLos gemelos digitales es una tecnología disruptiva que está siendo vital para un buen número de industrias, especialmente en el desarrollo de la Cuarta Revolución Industrial. Aunque, lógicamente, también tiene su aplicación en otros ambitos.

Por ejemplo, el panorama de los hoteles, tradicionalmente basado en el trato personal y en la experiencia del cliente, está a las puertas de una gran disrupción. Con intermediarios como Booking o Expedia reduciendo los márgenes de beneficio, los hoteles buscan cada vez más apoyo en la tecnología.

Los gemelos digitales y la inteligencia artificial (IA) les pueden ayudar a recuperar la conexión directa con sus clientes e impulsar su rentabilidad. Estas tecnologías están redefiniendo las reglas del marketing y la distribución hotelera.

Gemelos digitales e IA

Los gemelos digitales son una representación virtual de un objeto o sistema físico. En el caso de los hoteles, con los gemelos digitales es posible modelar su propuesta de valor al completo: desde el edificio y alrededores hasta las habitaciones, sus instalaciones y servicios. Cada aspecto de la operación puede ser mapeado, monitoreado y analizado en tiempo real.

  • Recorridos virtuales. Al acceder al sitio web de un hotel, los usuarios ya no están limitados a imágenes estáticas u opiniones. Los gemelos digitales ofrecen un recorrido interactivo y completo del alojamiento. Esta experiencia, similar a la realidad virtual pero más envolvente, les permite sobrevolar el hotel, observar las vistas desde las ventanas de las habitaciones y experimentar el ambiente de los diferentes espacios.
  • Selección de habitación. Se elimina la incertidumbre de tener que realizar una reserva basada en una breve descripción y un par de imágenes. Usando los gemelos digitales, los usuarios pueden elegir una habitación específica según su ubicación, vistas, tamaño o cercanía a las comodidades del hotel. Este nivel de detalle asegura que las expectativas del cliente se cumplan o incluso se superen.
  • Precios dinámicos. No hay dos habitaciones exactamente iguales, ni siquiera dentro de la misma categoría. Aprovechando la visualización detallada que ofrecen los gemelos digitales, es posible establecer precios para las habitaciones basados en atributos únicos. Por ejemplo, una habitación con vistas al mar puede tener un precio ligeramente más alto que otra que ofrezca una vista de la ciudad.

La combinación de gemelos digitales e IA asegura la satisfacción de los huéspedes e impacta positivamente en la rentabilidad

Por su parte, la IA actúa como el cerebro detrás de los gemelos digitales, analizando grandes cantidades de datos y proporcionando perspectivas accionables. Por un lado, ayuda a anticipar las preferencias del consumidor, lo hace basándose en su comportamiento de navegación o correlacionando al usuario con un tipo de audiencia específico para determinar sus preferencias y personalizar el proceso de reserva.

Además, la IA también puede crear un itinerario personalizado para los usuarios, de modo que, por ejemplo, si un usuario ha mostrado interés en actividades de bienestar, le podría sugerir sesiones de yoga, tratamientos de spa o menús detox.

La rentabilidad

La sinergia de los gemelos digitales y la IA puede catalizar esta transformación, situando a los hoteles en un camino directo hacia mejores resultados financieros.

  • La experiencia inmersiva proporcionada por los gemelos digitales, junto con las recomendaciones personalizadas de la IA, ofrece una razón convincente para que los usuarios reserven directamente con los hoteles. Esto reduce la dependencia de los intermediarios, eliminando los costes de comisión.
  • Más allá de la habitación, los gemelos digitales muestran la multitud de ofertas del hotel. Antes de su llegada, los clientes pueden reservar una tumbona junto a la piscina, una sesión de spa o incluso una mesa en el restaurante. Este enfoque visual e interactivo anima a los huéspedes a contratar servicios que podrían haber pasado por alto en un sistema de reserva tradicional.
    Además, las recomendaciones de la IA aumentan la probabilidad de que los usuarios reserven, con el consiguiente aumento de los ingresos adicionales.
  • Una experiencia personalizada, desde la reserva hasta la estancia real, garantiza que los clientes se sientan valorados. Esto no solo aumenta las posibilidades de que regresen, sino que también los convierte en embajadores de la marca, lo que conduce a un marketing de boca a boca.

La combinación de gemelos digitales e IA ofrece un enfoque fresco y una experiencia que es tanto inmersiva como personalizada y que asegura la satisfacción de los huéspedes e impacta positivamente en la rentabilidad. Está claro: el futuro del sector hotelero se encuentra en la intersección entre tecnología y trato personal.