Cuando se trata de la monitorización de activos e infraestructuras, existen muchos escenarios en los que la inspección física y la humana, simplemente, no es práctica. Pero, además, cuando se recurre a tecnologías, como es el caso de la sensorización tradicional (IoT) o el seguimiento a través de cámaras, hay algunos activos que no se pueden monitorizar de forma continua y adecuada, lo que pone sobre la mesa diversos riesgos relacionados con incumplimientos o, incluso, con incidentes más graves.

CGI Machine Vision permite un análisis de datos, monitorización y respuesta más profundos y en tiempo real

Hablamos, por ejemplo, de infraestructuras que pueden ser vulnerables al daño ambiental, tales como ferrocarriles, carreteras con puentes o la inspección de presas y tuberías; instalaciones remotas, como pueden ser las relacionadas con el tratamiento del agua; o aquellos contexto de uso en los que se plantean una serie de requisitos especiales en cuanto a la dinámica de personas: eventos, control de aglomeraciones, mapas de calor para el sector retail o, incluso, el seguimiento de personas relacionados con agencias de seguridad, por ejemplo.

Enfocada precisamente a este tipo de escenarios, CGI propone la nueva solución de visión por ordenador CGI Machine Vision, que se apoya en las posibilidades que aporta la inteligencia artificial (IA) para transformar la monitorización de activos e infraestructuras.

Datos, IoT, edge e IA

A grandes rasgos, esta solución permite a organizaciones de todos los sectores incrementar la eficiencia y reducir los costes mediante la generación de lo que vienen a denominar como inteligencia de negocio algo que antes no era posible conseguir a través de las soluciones de monitorización tradicionales o, incluso de una inspección exclusivamente humana.

Solo la información relevante se envía —de forma cifrada— a las operaciones de datos a través del centro de CGI seguro en la nube

CGI Machine Vision utiliza tecnologías de IA de redes neuronales profundas y edge computing para extraer datos de los sensores de Internet de las Cosas (IoT). Los datos capturados por cámaras, drones y otros dispositivos IoT son procesados por la IA en el lugar de su recopilación y solo la información relevante se envía —de forma cifrada— a las operaciones de datos a través del centro de CGI seguro en la nube.

El papel de la tecnología edge computing es también vital en esta solución ya que es capaz de eliminar los retrasos en la transmisión y los problemas de ancho de banda. Como resultado final, con estos datos relevantes —obtenidos en tiempo real— las organizaciones se benefician de niveles más profundos de análisis de datos que permiten la adopción de modelos operativos predictivos y proactivos.

Según la Diane Gutiw, vicepresidenta y líder global de Investigación en IA de CGI, los tipos de datos y conocimientos que puede generar la tecnología de IA son realmente ilimitados, lo que lleva a casos de uso sin precedentes como los avanzados por CGI Machine Vision.

“En CGI seguimos invirtiendo en IA y en su uso responsable para descubrir nuevas formas de mejorar los negocios y la sociedad a través de la inteligencia de negocio impulsada por la IA. Esto incluye el desarrollo de soluciones como CGI Machine Vision para ayudar a las organizaciones a supervisar y salvaguardar más eficazmente sus valiosos activos”.

Múltiples escenarios de uso

CGI Machine Vision puede implementarse en una amplia variedad de dispositivos de captura de imágenes y otros sensores, y sus resultados procesados por IA pueden adaptarse para integrarse en diversas aplicaciones del cliente. La flexibilidad de la solución responde al amplio abanico de retos de negocio relacionados con la visión por ordenador.

En el ámbito de las smart cities es posible garantizar que toda la infraestructura clave funcione de manera eficiente y efectiva

A través de CGI Machine Vision es posible conectar en red muchos dispositivos para realizar la monitorización de todo tipo de operaciones, desde plantas de tratamiento de aguas residuales y medidores de agua inteligentes hasta dar soporte a ciudades inteligentes enteras o infraestructura remota. De hecho, en el ámbito de las smart cities, combinando todos estos dispositivos y tecnologías es posible garantizar que toda la infraestructura clave (por ejemplo, alcantarillado, recolección de basura y otros servicios ciudadanos) funcione de manera eficiente y efectiva.

Poniendo el foco en otros modelos de uso, sectores como utilities, transporte y telecomunicaciones pueden supervisar continuamente infraestructuras remotas, identificando con mayor eficacia la incursión de follaje, el deterioro por desgaste y otros problemas. Asimismo, al permitir la visión por ordenador en plataformas en movimiento, como trenes y camiones, se mejora la seguridad ciudadana.

Otro plano de aplicación muy interesante de CGI Machine Vision está relacionado con la seguridad de los trabajadores, permitiendo a organizaciones de todo tipo la posibilidad de supervisar el cumplimiento de las normas de seguridad mediante análisis de vídeo, confirmar el uso de ropa de seguridad y protección, detectar accidentes laborales o peligros potenciales con anticipación o el seguimiento de visitas.

Según apunta Neville Richards, director Consulting Services de Tecnología Operativa de CGI en Australia, “El sistema puede aportar un valor inmenso a las organizaciones al permitirles extraer el máximo partido de sus herramientas IoT y de los datos que estas generan. Al proporcionar un nuevo flujo de inteligencia de negocio, puede respaldar una amplia variedad de mejoras en los procesos de trabajo y reducir los costes”.