Móvil en el desktop

Samsung DeX Station

1128

Aunque el concepto que hay detrás de Samsung DeX no es nuevo, lo cierto es que la multinacional coreana ha sabido plasmarlo en una solución sencilla y funcional, con toda una serie de características especialmente vinculadas al usuario profesional.

Se trata de una estación portátil —pesa alrededor 230 g— pensada para conectar los nuevos Samsung Galaxy S8/S8+ a un monitor, un teclado y un ratón, y poder utilizarlo como un sistema de escritorio en el que trabajar de forma cómoda y, sobre todo, muy productiva.

Samsung DeX permite contar con una experiencia de escritorio en prácticamente cualquier lugar, accediendo de forma cómoda y rápida a todo tipo de aplicaciones o trabajando con los documentos de forma similar a como lo haríamos en un PC convencional y con una interfaz de gran tamaño. Esta solución permite utilizar atajos de teclado y clics directos, trabajar en un entorno multitarea con diversas ventanas o acceder de forma remota y segura a los escritorios virtuales a través de las soluciones de Citrix, VMware y Amazon Web Services. Lógicamente, aunque estemos conectados a la DeX Station podremos seguir utilizando las funciones principales del teléfono, como las llamadas o los mensajes de texto.

La estación cuenta con conexiones USB 2.0, Ethernet y USB tipo C, e incluye ventilador y tecnología de carga rápida adaptable (AFC) para el smartphone.