El pasado día 13 de mayo dio comienzo Appian World, un evento en el que la empresa estadounidense especializada en el mundo del low-code está mostrando todas sus novedades en cuanto a productos y servicios enfocados a la transformación digital, poniendo el foco en ámbitos como la automatización inteligente a través de RPA, la IA o la gestión de procesos de negocio.

Uno de los anuncios ha sido el lanzamiento de la nueva versión de su plataforma low-code, que promete incrementar la velocidad y el impacto de este tipo de modelos mejorando de forma notable la simplicidad incorporación de una serie de controles para la gestión de los datos externos. Además, se ha potenciado también todo lo relativo al despliegue, gracias a la automatización para DevOps y a la incorporación de nuevas certificaciones a la lista completa de acreditaciones de seguridad de Appian.

Según Malcolm Ross, vicepresidente de Producto en Appian, este lanzamiento hace avanzar el desarrollo low-code como un activo de TI clave para construir y desplegar rápidamente aplicaciones de negocio críticas y transformadoras.

Sistemas conectados

La integración con otras funcionalidades y sistemas específicos de terceros es uno de los grandes avances de esta nueva versión. Appian ha ampliado la biblioteca de sistemas conectados sin código y plugins de componentes UI del Appian AppMarket, gracias al trabajo que ha realizado con partners y clientes utilizando el SDK anunciado recientemente.

Entre la lista de sistemas conectados y plugins de componentes que se han incorporado se pueden desatacar las de algunas firmas como Google, Salesforce, Twilio, Microsoft o Amazon que, entre otras cosas, permiten mejorar el impacto de estas soluciones para centros de contacto, experiencia de cliente y rendimiento de las operaciones.

En cuanto al diseño de aplicaciones, se ha simplificado mejorando su estructura patentada SAIL (capa de interfaz de automontaje) que hace posible la creación automática e inteligente de interfaces basada únicamente en un modelo de datos. A través de una nueva interfaz visual, sin código, es posible crear solicitudes a los almacenes de datos en todas las aplicaciones, lo que permite a los diseñadores crear peticiones más rápido y con menos errores.

Por último, destacar también las nuevas funciones DevOps para facilitar la automatización del despliegue de nuevas apps a lo largo de los sistemas. Esto incluye una serie de funciones de monitorización y revisión de código automatizado a lo largo de los elementos de aplicaciones, incluyendo modelos de procesos, datos, reglas e interfaces.