En este Zenbook S 13 OLED, Asus ha sabido combinar de forma muy inteligente algunos de los conceptos que más se demandan en un portátil de última generación en el ámbito empresarial: un diseño elegante, cómodo y especialmente ligero; un excelente nivel de prestaciones en todas las funciones que incorpora, especialmente en lo relacionado con la pantalla; y, como no, una apuesta creciente y convencida hacia la sostenibilidad.

Según el MST Concept Design School, el diseño es una disciplina creativa en la cual se proyectan soluciones estéticas, simbólicas y funcionales, es decir, que emocionan, significan y sirven. Me parece una muy buena definición de un concepto que muchas veces se confunde con lo meramente ornamental. En el caso de este Asus Zenbook S 13 OLED, esta definición de diseño aplica a todos los ámbitos de este dispositivo.

Más allá de la estética, estamos ante un ultraligero muy funcional, diseñado para hacer más sencilla la vida de este tipo de usuarios

Más allá de la estética, estamos ante un portátil muy funcional, un ultraligero que ha sido diseñado para hacer más sencilla la vida de este tipo de usuarios en su día a día. Para empezar, hablamos de un dispositivo de cerca de 1 cm de grosor (en su zona más delgada) y tan solo 1 kg de peso. Si lo pensamos bien, llevarlo encima todo el día no implicaría mucho más que transportar el típico portafolio.

Esto se ha conseguido a través de una serie de mejoras incorporadas en la cámara IR FHD, en la tapa mecanizada (con una textura muy agradable y fabricad en un aluminio cerámico de plasma), en el panel OLED (realmente delgado) o en un mejor uso del espacio interior, según Asus, un 25% más fino que la generación anterior.

Elegancia y durabilidad

Además, su apariencia es elegante y minimalista, aunque sin dejar de lado otros aspectos que son fundamentales. Por ejemplo, en su construcción se ha empleado aleación de aluminio y de magnesio, que le aporta un grado adicional de rigidez (por ejemplo, a la hora de levantarlo y manejarlo cogiéndolo de una esquina) y sensación de durabilidad.

Y, siguiendo con ese aspecto funcional que siempre tiene que ir ligado al diseño, el uso de estos materiales se aprecia especialmente en el teclado, para el que se ha creado una estructura muy robusta que no requiere de apoyos adicionales. Además, para el panel táctil ErgoSense se ha utilizado un recubrimiento de cristal con el que se consigue una experiencia de uso muy suave y con un excelente nivel de respuesta.

Aparte de lo ligero de su diseño, es importante destacar la sesación que transmite de ser un dispositivo robusto, pensado para durar

Por último, también es importante hacer notas algunos detalles interesantes. Por ejemplo, la cresta instalada en la base, y que sirve para elevar el dispositivo y hacer más cómodo su manejo; o el mecanismo de apertura de la tapa, con un diseño de bisagra que se abre hasta los 180° para situarlo en paralelo a la mesa de trabajo.

Zenbook S 13 OLED: pleno de prestaciones

Desde luego, su condición de ultraligero no le resta méritos en su desempeño a nivel general. Por ejemplo, el rendimiento general queda más que garantizado por la certificación Intel Evo y la integración de elementos de última generación, como su procesador Intel Core i7-1355U 1.7 GHz, 16 GB de memoria en placa (no ampliable) y un disco duro SSD de 512GB de capacidad.

Aunque no es uno de los portátiles más potentes del mercado, es evidente que se desarrolla con total soltura en todo tipo de escenarios, también cuando se trata de hacer frente a tareas con un mayor componente gráfico, como puede ser la edición fotográfica o el uso de herramientas de edición.

Además, y esto es muy importante, hay que destacar el panel 2.8K OLED HDR NanoEdge de 13,3” de diagonal, con biseles muy delgados, en la que se puede trabajar a una resolución de 2880×1800. Esta pantalla presenta una calidad de visualización realmente diferencial, con un elevado nivel de brillo y un excelente tratamiento del color.

Gran parte de esta diferencia la marca el uso de la tecnología OLED, que ofrece características como negros más puros y un mayor contraste, ratio de color validado por Pantone, HDR verdadero o certificación Eye Care para garantizar una mayor comodidad visual.

Más allá

Pero este dispositivo es mucho más que diseño y prestaciones. Ha sido pensado desde el principio para acompañar al usuario, tanto en el ámbito profesional como en el personal. En este journey del usuario se pueden destacar algunos elementos interesantes, como el soporte para WiFi 6E, junto con una serie de herramientas incorporados para mejorar la estabilidad y la velocidad de las conexiones.

Además, cuenta con un sistema de sonido estéreo Dolby Atmos con certificación Harman Kardon, que incluye un amplificador inteligente para incrementar el volumen del audio, según Asus, hasta 5,25 veces más. A esto hay que sumar tecnologías de cancelación de ruido bidireccional a través de IA (especialmente pensadas para actuar en las videollamadas).

Por último, además del completo conjunto de puertos y conexiones que integra (especialmente relevante si tenemos en cuenta que se trata de un ultraligero), debemos también la autonomía que brinda su batería de 63WHrs, llegando hasta las 14 horas de uso según Asus. En las pruebas realizadas, en un ambiente de trabajo real, superó ampliamente las 10-12 horas de uso sin problemas. Un excelente dato.

Foco en la sostenibilidad

Asus ha puesto en práctica una serie de tecnologías que apuestan de forma clara por avanzar hacia dispositivos cada vez más sostenibles a lo largo de todo su ciclo de vida. Por ejemplo:

  • Se ha utilizado un proceso especial, basado en baño de bajo impacto ambiental, para la transformación física y química del aluminio que se emplea en la tapa. Para su fabricación se utiliza agua pura y no se requieren compuestos orgánicos, ácidos fuertes ni metales pesados. Esto da como resultado una mayor resistencia al desgaste, mayor protección contra la corrosión, así como una mejora de la gestión térmica, la dureza y la esperanza de vida.
  • Los materiales reciclados son protagonistas, tanto en tanto en el chasis como en la cubierta del teclado (aluminio reciclado post industrial) como en los altavoces o las teclas (plástico reciclado).
  • Para el embalaje no se utiliza plástico (se emplea papel procedente de bosques con una gestión responsable) y cuenta con un diseño sin pegamentos.

Además de esto, el Zenbook S 13 OLED supera los requisitos del estándar de eficiencia energética ENERGY STAR en un 43%, un dato que abunda en las iniciativas de sustentabilidad del dispositivo buscando conseguir la neutralidad en carbono.

  • Un ultraligero eminentemente funcional. Muy práctico.
  • La pantalla OLED es realmente diferencial.
  • Rendimiento y autonomía.
  • Se le podría pedir una pantalla táctil para redondear el conjunto.