Comodidad y sujeción

Plantronics BackBeat FIT 3100

1365

Los auriculares inalámbricos son cada vez más usados en la práctica de determinados deportes, especialmente en el exterior. Una alternativa realmente interesante en este ámbito es este BackBeat FIT 3100 de Plantronics.

Más allá de los detalles técnicos, se trata de unos auriculares que se instalan de forma sencilla y quedan firmemente fijados. Además, de un modo muy cómodo, que no mo­lesta  para la práctica del deporte, incluso teniéndolos puestos durante horas. El secreto está en características como el peso de cada auricular (apenas 10 gramos), el paso de oreja (fabricado en un material muy flexible y ligero) o la pequeña lengüeta que incorpora, que aporta un punto adicional de sujeción. A esto hay que añadir una almohadilla —de tamaño único— que bascula ligeramente para facilitar su encaje en el oído. Además, integran la tecnolo­gía Always Aware para escuchar lo que sucede alrededor (tráfico, voces…) y evitar un aislamiento que podría resultar peligroso.

Por otra parte, incorpora certificación IP57 para garantizar la resistencia al sudor o incluso a una llu­via intensa, y cuenta con un conjunto de controles —físicos y mecánicos— para gestionar la reproducción de pistas, el volumen o las llamadas. 

Por último, la autonomía es de cinco horas, aunque cuenta con un compacto estuche de carga que sirve también como base de alimentación, aportando dos cargas adicionales.