El toque de Sharp

Dynabook Tecra X50-F,

1620

Dynabook, creada a partir de la antigua división de portátiles de Toshiba, no podía tirar por tierra el excelente recorrido que ha llevado todos estos años en el ámbito profesional. De hecho, a juzgar por los primeros dispositivos que está presentando, parece que, bajo el paraguas de Sharp, va a seguir potenciando este mercado.

Este Tecra X50-F es un ejemplo perfecto de ultrabook enfocado al ámbito corporativo.

Este Tecra X50-F, lanzado a principios de este año, es un ejemplo perfecto de ultrabook enfocado al ámbito corporativo. Además, una de sus características más distintivas es la pantalla táctil —se nota la mano de Sharp— de 15,6” y una elevada calidad. De hecho, su brillo es de 470 nits, lo que permite utilizarlo sin problemas incluso en exteriores.

En cuanto al diseño, estamos ante un dispositivo muy ligero (1,42 kg) que mantiene la sobriedad que caracteriza a esta firma. Algo similar ocurre con la seguridad: podemos contar con Windows Hello (con cubierta de protección integrada para la cámara) y con un lector de huellas dactilares en el pad como sistema de identificación, así como un conector Kensington, TPM 2.0 o una BIOS de diseño propio.

Además, su rendimiento en todos los aspectos está a la altura de lo que se espera en una gama profesional (Intel Core i7-8565U, 16 GB de memoria RAM y disco SSD de 1 TB). También se puede destacar su equipamiento en cuanto a conectividad o la herramienta Dynaboook Setting, que permite establecer las opciones de arranque, la contraseña del sistema, el comportamiento de los puertos en cuanto a la carga o la activación de Intel Turbo Boost 2.0.