NetApp ha reunido a la prensa especializada para dar a conocer las líneas maestras que van a guiar su estrategia durante el próximo año. Sin lugar a duda, el objetivo es claro: dar respuesta al contexto de la gestión de los datos para que las empresas puedan encarar con las máximas garantías los retos relacionados con la explosión de la inteligencia artificial.

El punto de disrupción que ha alcanzado la inteligencia artificial en muy poco tiempo, y en todo tipo de industrias, no es comparable a casos anteriores. Se ha destapado como una de las tecnologías más transformadoras, ya que pone al alcance de las empresas todo un mundo de oportunidades para mejorar la productividad, la eficiencia o la competitividad.

Además, la IA también está potenciando un movimiento que ya se viene realizando desde hace tiempo: la migración a la nube. Son dos tecnologías que se retroalimentan. El desarrollo y la explotación de las soluciones basadas en IA requieren de características como la escalabilidad y la elasticidad de los recursos de computación y almacenamiento que ofrece la nube; de la accesibilidad y la movilidad de los datos, que facilitan el intercambio y el análisis de la información; o de la seguridad y la privacidad necesarias para garantizar el cumplimiento de las normativas y los estándares de calidad.

La IA está potenciando el movimiento de migración a la nube. Son dos tecnologías que se retroalimentan.

Es más, según el Informe sobre la Complejidad de Datos 2023 de NetApp, la IA se ha convertido en el principal motivo para migrar a la nube para el 74% de las empresas, y un 72% ya utiliza la IA generativa.

Dar respuesta a la IA

En este contexto, uno de los objetivos que se ha marcado NetApp de cara a 2024 es el de posicionarse como un aliado clave para aquellas organizaciones que buscan aprovechar plenamente el potencial de la IA. Para este año que comienza, la estrategia de la compañía se centra en facilitar la creación de una infraestructura de datos inteligente para, a través de la IA, obtener ventajas competitivas de sus datos.

Según José Manuel Petisco, director general de NetApp Iberia, esta es la compañía de almacenamiento de referencia con los tres grandes proveedores de servicios en la nube. De hecho, esta infraestructura de datos inteligente les permitirá aportar valor a sus clientes a la hora de acometer los procesos de transformación en los que están inmersos y hacerlo, además, de un modo seguro.

Se trata de combinar un almacenamiento unificado, sin silos, es integrarlo en todos los entornos que albergan datos dentro de una organización, que suele combinar un datacenter propio y los servicios cloud de alguno de los hiperescalares de referencia. Esta infraestructura, escalable y de fácil implementación, tiene la capacidad de procesar y suministrar grandes volúmenes de datos en el momento adecuado, consiguiendo entornos de datos más cohesionados, dinámicos y de alto rendimiento.

A grandes rasgos, estas infraestructuras inteligentes de datos se construyen a partir de tres pilares fundamentales.

  • Proporcionando un almacenamiento de datos unificado, de cualquier tipo (estructurados o no estructurados), cargas de trabajo o aplicaciones, que esté al servicio de los datos allá donde sea necesario.
  • Ofreciendo unos servicios de datos integrados, para gestionarlos, tanto on-premise como en la nube, con seguridad, sencillez y eficiencia, tanto operativa como energética.
  • Con soluciones CloudOps que simplifican la administración del almacenamiento y los servicios de la nube.

Almacenamiento unificado

Una de las grandes bazas de NetApp en este mercado es precisamente el almacenamiento unificado, algo que permite a las empresas acceder y recuperar eficientemente la información necesaria, además de mantener de la coherencia y calidad de los datos.

Ahora, NetApp amplía este concepto a través de una arquitectura completa que soporta cargas de trabajo de ficheros, bloques y objetos. Este enfoque proporciona un sistema operativo de almacenamiento común que abarca soluciones locales y proveedores de servicios en la nube, conectados mediante API comunes y un único plano de control.

NetApp ha presentado la nueva familia ASA C, basada en tecnología flash pero a precios cercanos a las de discos rotacionales

En este sentido, recientemente la compañía ha presentado la nueva familia NetApp ASA C, basada en tecnología flash pero a precios cercanos a las de discos rotacionales, todo ello respaldado por una garantía de eficiencia de almacenamiento de 4:1 y una garantía de disponibilidad de datos del 99,9999%.

Además, NetApp ha reforzado aún más su Garantía de Recuperación frente al ransomware para todos los sistemas de almacenamiento locales basados en ONTAP y ha anunciado su servicio Ransomware Assurance, que asegura la protección de los sistemas al validar la configuración para asegurar las instantáneas de datos y realizar pruebas de recuperación.

Gestión de datos

Lógicamente, la calidad de los datos afecta de forma clara a los resultados obtenidos por la IA generativa, el gran hype de los últimos meses, y esta gestión de datos unificada resulta clave para garantizar el flujo de datos y también un modelo sencillo de gestión.

En el caso de NetApp, la apuesta es proporcionar almacenamiento de alto rendimiento en formato all-flash y en la nube, ayudando a crear grandes repositorios de datos con un enfoque moderno.

Según señala Jaime Balaña, director técnico de NetApp Iberoamérica, para las empresas es crucial contar con una infraestructura de datos que les permita integrar, acceder y manejar el ciclo de vida completo de sus datos de inteligencia artificial, en cualquier momento y lugar. “Las soluciones de IA de NetApp optimizan la canalización de datos, eliminan los obstáculos de la infraestructura para permitir una recopilación más eficiente, cargas de trabajo de IA aceleradas y una integración de cloud más fluida”.

CloudOps

Los modelos híbridos y multinube son ya una realidad en la mayoría de las empresas y la migración a entornos cloud ya es parte integral de la estrategia de almacenamiento de muchas empresas. Sin embargo, estos modelos combinan servicios de nube pública puede resultar en infraestructuras dispares y complejas. Los silos multinube suelen ser difíciles de gestionar, generan costes adicionales, y generan riesgos para la seguridad y el rendimiento.

NetApp ofrece la misma solución de almacenamiento empresarial tanto en on-premise como a través de las tres principales nubes públicas

Como respuesta a estos desafíos, la propuesta de NetApp se dibuja en torno a soluciones que simplifican la gestión e integración de múltiples sistemas que, además de potenciar la eficiencia y reducir errores, ayuda a proteger contra vulnerabilidades en la red o problemas de cumplimiento en entornos complejos. Asimismo, su porfolio aprovecha las nubes públicas para cargas no críticas y automatización, generando beneficios significativos en términos de costes.

De hecho, NetApp ofrece la misma solución de almacenamiento empresarial tanto en on-premise como a través de un servicio nativo propio en las tres principales nubes públicas (Google Cloud, Amazon AWS y Microsoft Azure), facilitando la transferencia de datos entre las diferentes nubes de manera sencilla.