Tedee nace de la unión entre el fabricante polaco GERDA, con más de 35 años de experiencia en la fabricación de cerraduras y herrajes para puertas, y Predica, una firma especializada en el ámbito de cloud.

Este fabricante de cerraduras inteligentes —o más bien de pomos inteligentes, como le gusta denominarlos a Sebastian Malec, jefe de Expansión de Tedee— ha sido capaz de conectar el mundo de la seguridad mecánica y el de la tecnológica, en un conjunto de soluciones que destacan por unir robustez, seguridad y diseño.

Tedee Go incorpora un proceso de instalación especialmente sencillo y rápido, pensado para todo tipo de usuarios

De hecho, el origen de la marca —Tedee— es un guiño al ingenio Teodoro de Samos, un destacado inventor de la antigua Grecia que revoluciono la seguridad de su época a través del concepto de llave.

Aunque ya es una marca conocida en nuestro país, especialmente en el ámbito profesional y del alquiler vacacional, Tedee ha iniciado un plan para ampliar su base de clientes en el mercado residencial y doméstico (hogar conectado), y lo ha hecho a través de una de sus últimas novedades: Tedee Go.

Tedee Go

Tedee tiene una trayectoria de más tres años en España, con una oferta de cerraduras inteligentes muy especializada. Ahora, Tedee GO da un paso más, incorporando un proceso de instalación especialmente sencillo y rápido, pensado para todo tipo de usuarios. Aunque es compatible con la inmensa mayoría de las cerraduras, sí es necesario contar con un sistema de bombín de doble embrague o emergencia (permite introducir dos llaves de forma simultánea por ambos lados de la puerta).

A grandes rasgos, se trata de un sistema de pomo motorizado que se instala en la cerradura, en el lado que da al interior de la vivienda, lo que permite controlar el sistema de apertura y cierre de forma remota. Además, es compatible con el Bridge Tedee, que conecta la cerradura inteligente al módem de casa, o con el teclado Tedee, que permite acceder con un código PIN.

Se trata de un sistema de pomo motorizado que permite controlar el sistema de apertura y cierre de forma remota

Para el concepto de hogar conectado, las aplicaciones son muchas. Permite abrir la puerta de casa a través del smartphone, de relojes inteligentes o incluso a través de asistentes personales como Alexa, Hey Google o Siri; compartir llaves digitales temporales para vecinos o familiares; mantener un registro de actividad; o, por ejemplo, abrir la puerta a un mensajero, a distancia, para que pueda dejarnos un paquete cuando estamos fuera.

Además, este tipo de cerraduras ofrecen ventajas adicionales en el entorno empresarial o de alquileres vacacionales. Por ejemplo, facilita y automatiza el check-in remoto a inquilinos o huéspedes, o incluso es posible proporcionar un código a determinadas personas para que puedan acceder a ciertos lugares de forma independiente.

Especialmente pensado para este tipo de clientes, empresariales, Tedee ha creado una serie de propuestas de adquisición que incluyen un descuento muy importante en la compra de los dispositivos, que se complementa con una suscripción mensual.

Seguridad y comodidad de uso

Cuando se trata de dispositivos que tienen en sus manos la posibilidad de acceder al interior de nuestras viviendas, la seguridad de la solución es un elemento fundamental, pero también lo es la usabilidad de la solución en general, ya que es algo que deberán utilizar diferentes tipos de personas varias veces al día.

En este sentido, según los responsables de Tedee, estos dispositivos combinan la inteligencia de software más avanzada (utiliza los servicios de Microsoft Azure) y una ingeniería mecánica precisa, y se optimizan constantemente. De hecho, todos los productos cumplen las normas de seguridad más estrictas y están certificados por AV-Test.

«En Tedee nos comprometemos a proporcionar una experiencia de usuario única tanto a particulares como a empresas. Ofrecemos una solución segura para quienes se preocupan por la facilidad de acceso, ya que nuestras cerraduras inteligentes aportan verdadera comodidad a los hogares», afirma Sebastian Malec.