Analizamos lo Jabra Elite 10, una nueva propuesta del fabricante danés para el mercado de auriculares de botón o in hear. Con una calidad sobresaliente en la mayoría de sus funciones, y algunas características extra muy interesantes, se plantean como una alternativa muy acertada para convertirse en el compañero ideal en contextos de ocio y de oficina.

De un tiempo a esta parte, el mercado de los auriculares ha experimentado una evolución muy importante, propiciada por la llegada de un cúmulo de nuevas tecnologías que han conseguido mejorar la calidad del sonido (de entrada y de salida), la comodidad de los dispositivos o los sistemas de cancelación de ruido —ANC, active noise cancellation— para aislarse del exterior.

El Jabra Elite 10 busca cubrir las necesidades del día a día de un usuario profesional, aunque sin descuidar el contexto de ocio

Cada fabricante ha ido evolucionando por diferentes líneas, aprovechando su particular propuesta de valor y su grado de expertise, atendiendo a lo que su cliente espera de él. En el caso de Jabra, y sus Elite 10, busca, sobre todo, cubrir las necesidades del día a día de un usuario profesional.

El objetivo es ofrecer una excelente calidad de sonido y funcionalidades propias de un contexto de trabajo híbrido (videoconferencias, llamadas de teléfono, etc.) pero que también le acompañen en los momentos de ocio, y que sienta también esa sensación de producto bien terminado cuando quiera escuchar música o hacer deporte.

Jabra Elite 10

Según el fabricante, estos nuevos Jabra Elite 10 prometen la mejor combinación entre comodidad, sonido y llamadas, tanto para el trabajo como para el ocio. Después de un mes de uso, podemos confirmar que cumplen lo que prometen.

Para empezar, hablamos de unos dispositivos de tipo botón —in hear— con tecnología true wireless, es decir, toda la transmisión de datos se realiza de forma inalámbrica, sin cables de por medio.

De este modo, la comodidad es una de las claras señas de identidad de estos Jabra Elite 10, que han sido diseñados para evitar ese indeseado efecto de oclusión que se presenta con el tiempo de uso.

Para ello cuentan con la tecnología Jabra ComforFit, que facilita un ajuste más natural y aireado, con una posición que alivia la presión sobre la oreja sin necesidad de utilizar las típicas almohadillas o bandas de silicona que se fijan a los pliegues de la oreja. Aunque al verlo no da esa sensación, el auricular queda perfectamente instalado en el oído gracias al uso de materiales de silicona suave, lo que permite caminar, hablar o hacer deporte sin miedo a que se caiga.

Otro punto interesante relativo a su diseño es el uso de botones físicos en los auriculares, en lugar de los cada vez más utilizados controles táctiles. La necesidad de ejercer una suave presión —con un sutil clic cuando lo presionas— evita la activación accidental de funciones y aporta mucha más seguridad en su manejo.

Funciones de audio

La calidad del sonido, tanto en la reproducción de pistas de audio como a la hora de hacer y recibir llamadas, se ha cuidado mucho en estos Jabra Elite 10, especialmente en lo relacionado con el sistema de cancelación de ruido.

Para empezar, cuentan con altavoces de 10 mm, están optimizados para disfrutar de contenidos en Dolby Atmos (realmente envolvente) y son compatibles con Dolby Head Tracking, que cambia el punto de origen del sonido cuando se mueve la cabeza, produciendo un efecto curioso.

En cualquier caso, hablamos de unos auriculares de gama premium, capaces de ofrecer un sonido nítido, de muy alta calidad, limpio y con graves bien definidos. Pero, para los más audiófilos, a través de la app Jabra Sound+ será posible acceder a un ecualizador para personalizar la experiencia sonora.

Otro punto interesante es la instalación de seis micrófonos, que se instalan separados en el auricular para mejorar la captación del sonido durante las llamadas. En las pruebas que hemos realizado, mis interlocutores me hablaron muy bien de la calidad que percibían, incluso en entornos relativamente ruidosos. Esto es posible gracias a los algoritmos de reducción de ruido (ANC), que se activan automáticamente en modo llamada.

La tecnología Jabra Advanced Active Noise Cancelllation es una de las características más llamativas de estos auriculares

Precisamente, la tecnología Jabra Advanced Active Noise Cancelllation es una de las características más llamativas de estos auriculares, que, según el fabricante, bloquea dos veces más ruido que el ANC estándar. En cualquier caso, actúan de forma desatendida para buscar siempre la mejor calidad de escucha posible, y el resultado es más que evidente.

En entornos con un ruido constante, esta tecnología es capaz de aislar al usuario, emboviéndole en una esfera de silencio en la qiue prevalece el sonido que reproduce. Amortigua muy bien el ruido en un entorno de oficina o en el metro, y también hace un buen trabajo cuando se trata de filtrar el sonido procedente de motores, obras, etc. Además, cuenta con un modo HearThrough, que filtra los sonidos del entorno más cercano mientras se escucha música.

Cuenta con bluetooth multipunto así como la posibilidad de activar la función mute desde los controles del auricular

En cuanto a las llamadas, es también importante destacar que cuenta con soporte para bluetooth multipunto (hasta dos dispositivos de forma simultánea), así como la posibilidad de activar la función mute desde los controles del auricular. Parece algo sencillo, pero no es tan fácil encontrar esta función en los auriculares actuales.

Autonomía y más

La duración de la batería es otro de los aspectos más importantes de este tipo de dispositivos. En el caso de los Jabra Elite 10, hablamos de una autonomía de seis horas para cada auricular, que se complementa con cerca de 27 horas adicionales a través del estuche de carga entregado, que soporta carga inalámbrica.

En este aspecto, es importante destacar su modo mono, que permite utilizar cada uno de los auriculares por separado, simplemente quitándolo del oído y colocándolo en el estuche de carga. Y, para volver a emparejarlos, solo habrá que colocarlo en el oído y se volverán a vincular. Esta función es muy útil para, por ejemplo, escuchar música o el audio de un video mientras mantienes la atención en el entorno (conversaciones en la oficina, etc.). Y también permite ampliar la autonomía del conjunto.

Por último, hay que llamar también la atención sobre Jabra Sound+, el complemento ideal de estos auriculares. Esta app plantea una interfaz de uso muy sencilla e intuitiva, con un acceso directo a las funciones más utilizadas y algunas características muy interesantes.

Por ejemplo, es posible establecer un paisaje sonoro para enmascarar el ruido del entorno cuando nos queramos concentrar; activar la localización de los auriculares en caso de pérdida; o hacer que responda automáticamente las llamadas entrantes cuando el usuario se pone el auricular, o incluso que se active la función mute cuando se quita uno de ellos, etc.

  • Un excelente compañero para entornos profesionales y de ocio.
  • Sistema de cancelación de ruido y diseño.
  • Acceso a la función mute desde los auriculares.
  • Se  podría mejorar el material del estuche de carga.