Luces y acción

Stinger RX 1000 KR

1450

El mercado del gaming no para de crecer y es ya uno de los pilares que están sosteniendo las ventas en un buen número de ámbitos. De hecho, cada vez hay una oferta más amplia para este tipo de usuarios, una oferta que abarca los PC o portátiles, sillas con especiales características y, lógicamente, todo tipo de periféricos.

En esta ocasión hemos podido probar el Stinger RX 1000 KR, un interesante teclado retroiluminado que ha sido especialmente diseñado para gamers. Además de unas excelentes prestaciones, incluye características especiales tales como una rueda de función para controlar el volumen y la combinación de luces, o una serie de teclas específicas que pueden ser configuradas para facilitar determinados atajos en los juegos.

Hay que tener en cuenta que se trata de un teclado mecánico, con una magnífica precisión y un tacto realmente diferen­ciador. Además, la iluminación de las teclas, con­figurable, aporta un plus muy interesante para disfrutar el máximo de los juegos.

Por otra parte, está fabricado en una estructura de aluminio y ABS, que le proporciona robustez y ligereza. Sus dimensiones son relativamente compactas y no ocupa excesivo espacio en una mesa que suele estar repleta de dispositivos.

Por último, cabe destacar también que incluye un reposamuñecas antideslizante desmontable, que se fija magnéticamente al teclado.