La explosión del home working ha traído consigo la necesidad de responder a un nuevo tipo de trabajador, que ha tenido que habilitar nuevos espacios y, en muchos casos, compartirlos con otros miembros de la familia. Este contexto está generando nuevas necesidades en cuanto a mobiliario, ordenadores, impresoras…, pero un aspecto que no se ha tenido muy en cuenta es garantizar la calidad del aire.

Cada vez pasamos más tiempo en interiores y ahora, además, también durante nuestra jornada laboral. Para mejorar la salubridad del aire hemos podido probar el Pure Air Box, un dispositivo compacto y portátil que elimina virus, bacterias, hongos y gérmenes con una eficacia, según el fabricante, del 99,99%.

Un dispositivo compacto y portátil que elimina virus, bacterias, hongos y gérmenes con una eficacia, según el fabricante, del 99,99%

Este Pure Air Box está diseñado para desinfectar y purificar cualquier espacio, aunque parece más indicado (a tenor de sus dimensiones) para viviendas, pequeñas oficinas o incluso tiendas o cafeterías. Todo ello de forma continua (24×7) y con un consumo eléctrico similar al de una bombilla LED de 21 vatios.

Su tecnología permite aliviar los síntomas de la alergia y eliminar todo tipo de olores, además de microorganismos e impurezas en el aire, todo ello sin dejar residuos, ya que no utiliza productos químicos. Esto es posible gracias al uso combinado de la acción de la luz UV, los radicales hidróxilos y la ionización, lo que permite que se pueda usar en presencia de personas y mascotas.

Su funcionamiento es muy sencillo. Cuenta con dos modos de uso: el normal, que incluye tres velocidades para un funcionamiento en modo continuo; y el modo Away, en el que se genera ozono (O3) de forma controlada y que está especialmente indicado para espacios desocupados de hasta 140 m2.