La inteligencia artificial ha demostrado ser algo más que una moda pasajera. Cada vez está más presente en nuestro día a día, y ahora también en nuestras manos. Como vienen haciendo otros fabricantes, como Google, HP o Asus, Samsung también ha reforzado su apuesta por la IA en su nuevo modelo, el Galaxy S24 Ultra, que marca un nuevo estándar de calidad, prestaciones y funcionalidades con respecto a su antecesor. Y esto no era algo sencillo.

Fiel a su cita anual con el cambio de versión, Samsung llega este año con un problema añadido ¿Cómo mejorar un modelo —como es el Samsung Galaxy S23 Ultra— que fue aclamado como uno de los mejores dispositivos del pasado año?

No es una tarea sencilla. Para ello, el fabricante coreano ha tenido que poner toda la carne en el asador en cuanto a tecnología se refiere, hacer algunos retoques (mínimos) y, además, tirar de asociaciones ganadoras con una de las claras referencias de este mercado: la propia Google.

Sobre todo, el Galaxy S24 Ultra es una herramienta de trabajo muy funcional. La inteligencia artificial le sienta muy bien

El resultado es un modelo que sigue la estela de su antecesor en cuanto a prestaciones y funcionalidades, incluso las mejora en muchos aspectos. Pero, sobre todo, es una herramienta de trabajo muy funcional, a la que, podríamos decir, la inteligencia artificial le sienta muy bien, le viene como anillo al dedo.

Algunos retoques en el diseño

Si un diseño funciona ¿por qué cambiarlo? Esto, que hasta hace poco no se tomaba en cuenta por parte de las marcas, empieza a ser una seña de identidad en algunos de los principales fabricantes de telefonía móvil. El ejemplo más claro es Apple, que ha mantenido un aspecto exterior reconocible —con pequeños cambios— en sucesivas generaciones. En esta ocasión es Samsung la que optado por mantener el diseño de su predecesor (Galaxy S23 Ultra) aunque, eso sí, realizado algunos cambios que buscan mejorar algunos aspectos.

Por un lado, hay que destacar el uso del titanio, cada vez más extendido en teléfonos de gama alta. En el caso de este Galaxy S24 Ultra, se ha optado por un acabado muy cuidado, de cristal, aunque con biseles fabricados en titanio. Este detalle aporta un cambio a nivel estético —su exterior es especialmente elegante— y mejora sustancialmente la resistencia del dispositivo, aunque no se ha aprovechado para reducir el peso.

Una pantalla excelente

Hay una mejora que llama especialmente la atención: la pantalla es completamente plana, revertiendo una tendencia que seguramente inició la propia Samsung. Esto permite corregir algunas incomodidades asociadas al borde curvo, como las sombras en los márgenes, pulsaciones indeseadas o incluso una mayor fragilidad. Además, se mejora también el agarre, algo que se agradece en un terminal de estas dimensiones. Al final, tenemos una pantalla excelente y mejor aprovechada.

El resultado es una pantalla sencillamente sobresaliente en cuanto a la calidad de imagen y a la reproducción del colo

En cuanto a su tamaño, la del Galaxy S24 Ultra sigue siendo unas de las pantallas más grandes que podemos encontrar en el mercado: 6,8” de diagonal. Este panel, con tecnología Dynamic AMOLED 2X, ofrece una resolución de hasta 3120 x 1440 (QHD+), 120 Hz de velocidad de refresco (adaptativa) y una densidad de 505 ppp. Además, su nivel de brillo ha mejorado, alcanzando los 2600 cd/m2.

A todo esto hay que unir la incorporación de un cristal Corning Gorilla Armor, más resistente y con menos reflejos, que mejora de forma evidente la experiencia de uso en exteriores. Según el fabricante, elimina hasta el 75% de los reflejos en la pantalla.

Otro aspecto importante es que Samsung prácticamente ha duplicado la atenuación PWN (pulse width modulation), que ha pasado a 492 Hz. Este dato hace referencia al modo en que regula la señal de brillo y está directamente relacionado con una reducción de la fatiga visual en el uso del dispositivo.

El resultado es una pantalla sencillamente sobresaliente en cuanto a la calidad de imagen y a la reproducción del color; a lo que ayuda, sin duda, el nivel brillo y algunas opciones interesantes como la posibilidad de ajustar los colores y balance de blancos en función de la iluminación ambiente.

En esta pantalla se esconde también el sistema de autenticación biométrico a través de huellas dactilares, utilizando para ello un escáner ultrasónico que es especialmente rápido y preciso. Esto es algo que hay que agreceder.

Prestaciones por todo lo alto

Sin duda, se puede considerar Galaxy S24 Ultra como un firme candidato a mejor teléfono móvil del 2024. Si ya lo era su hermano menor, el Galaxy S23 Ultra, el nuevo modelo ha mejorado su rendimiento gracias a su procesador Qualcomm Snapdragon 8 Gen 3, manteniendo sus 12 GB de RAM y una capacidad de almacenamiento que parte de 256 GB y puede llegar hasta 1 TB.

El período de actualizaciones importantes del sistema operativo, y de los parches de seguridad, se alarga hasta los siete años

Otro aspecto especialmente relevante es la extensión del período de actualizaciones importantes del sistema operativo, y también de los parches de seguridad, que llega hasta lo siete años. Es un período muy amplio (coincide con el del Google Pixel), incluso más de lo que ofrece Apple, y no hace sino mejorar la vida útil del dispositivo y, por ende, su valor.

En cualquier caso, hablamos de un teléfono que puede con todo. Literalmente. Hemos realizado pruebas en todo tipo de escenarios, tanto con juegos de última generación (que hacen un uso intensivo de los recursos de hardware del dispositivo) como también en un contexto más empresarial, especialmente cuando se quiere sacar todo el jugo a las posibilidades que ofrece la integración de la inteligencia artificial.

Galaxy S24 Ultra: IA integrada

Este aspecto merece un apartado propio. Samsung ha hecho un especial esfuerzo por facilitar el acceso a las posibilidades que ofrece la inteligencia artificial a través de múltiples funciones de uso cotidiano. Hablamos de la incorporación de asistentes de IA al teclado para traducir, reformatear o cambiar el tono de los mensajes; edición de fotografía a través de IA generativa; búsquedas rápidas sobre elementos seleccionados; o el resumen, transcripción y traducción de grabaciones.

Mención especial merece la función de edición de fotos por IA, que está integrada en el propio dispositivo. A imagen y semejanza del Magic Editor de Google, permite seleccionar elementos, eliminarlos (sustituyendo el fondo), moverlos o escalarlos de un modo muy sencillo. Esto también aplica a la edición de video. Por ejemplo, es posible aumentar la velocidad de reproducción (cámara lenta) haciendo que la IA rellene los frames intermedios.

Herramienta de trabajo

Pero, seguramente, una de las funciones más llamativas es la que permite la traducción simultánea en tiempo real, que se puede activar mientras estás en llamada. El resultado es, tal vez, un tanto literal, y la fluidez no es como la de una conversación normal (el proceso de traducción requiere de cierto tiempo), pero la experiencia es realmente impresionante.

Una de las funciones más llamativas es la que permite la traducción simultánea, y en tiempo real, mientras se está en llamada

En cualquier caso, sirve perfectamente para comunicarte con alguien en cualquier otro idioma (la lista es inmensa). Además, según Samsung, todos los datos que se manejan en el uso de esta función se procesarán en el teléfono, cuidando un aspecto tan sensible como el de la privacidad de la información.

Estas funciones tendrán mayor o menor aceptación dependiendo del perfil de uso. Lo que es evidente es que algunas de ellas (el resumen de textos o webs, la transcripción de audio o la traducción de todo tipo de contenido) encontrarán todo el sentido en un ambiente más corporativo, donde los usuarios que trabajan en el día a día con distintos idiomas demandan este tipo de herramientas que ya tienen accesibles desde el PC de escritorio.

Samsung Galaxy S24 Ultra en modo DeX.

Este enfoque hacia un contexto eminentemente corporativo se puede ver también en otras funciones que ofrece el Galaxy S24 Ultra, como la posibilidad de sincronizar las notas con OneNote de Microsoft o su modo de escritorio DeX. Esta función no es nueva, pero merece la pena detenerse y comentar sus posibilidades. Básicamente, conectando el teléfono a un monitor externo (y, por ejemplo, a un teclado bluetooth) podremos contar con un ambiente de trabajo similar al de un ordenador de sobremesa; todo ello de un modo tremendamente sencillo.

Fotografía y mucho más

Uno de los aspectos en los que siempre destacan los denominados buque insignia de Samsung es en la fotografía. El equipamiento del Galaxy S24 Ultra en este sentido incluye una óptica de última generación, en la que encontramos una cámara principal con sensor de 200 megapixels, una ultra gran angular de 12 megapixels, y dos adicionales con zoom: un teleobjetivo de 3x y una lente de 5x que sustituye a las 10x del anterior modelo.

El proceso de enfoque y captura es muy ágil y preciso, ofreciendo una colorimetría natural y un buen rango dinámico

Con este equipamiento, las ayudas que aporta la IA y el uso de tecnologías como ProVisual Engine, el resultado está a un excelente nivel. El proceso de enfoque y captura es muy ágil y preciso, ofreciendo una colorimetría natural y un buen rango dinámico. Esto se complementa con un buen número de asistentes y modos de captura definidos para todo tipo de escenarios. Además, cuenta con un modo Pro, con disparo en RAW, especialmente pensado para poder personalizar el proceso de captura.

Por último, es también importante resaltar un elemento que muchas veces queda fuera del foco para muchos usuarios: el S Pen. Parece que, aunque el Galaxy S24 Ultra no incorpora importantes novedades respecto a este elemento, que se sumen a las que ya viene ofreciendo, Samsung lo sigue viendo como un accesorio de interés, tanto para navegar por las diferentes aplicaciones como para coger notas manuscritas.

  • Excelente nivel de rendimiento en todos los aspectos.
  • Las funciones ligadas a las IA son muy interesantes, especialmente en contextos profesionales.
  • El período de actualizaciones se amplía hasta los siete años.
  • Aunque es un excelente comienzo, hay que seguir avanzando en la implementación de la IA en este tipo de dispositivos.