Te vas a enamorar

Nest Cam Indoor

1008

Los paralelismos entre Tony Fadell, fundador de Nest y CEO hasta junio de 2016, y Steve Jobs son muchos. No en vano, Fadell fue uno de los padres de los iPods. Esto puede dar una idea de lo que hay detrás de una empresa por la que Google pagó 3 200 millones de dólares en 2014.

Cuando hablamos de Nest hablamos de diseño, tecnología y simplicidad, y no necesariamente por este orden. Su objetivo es “enamorar” a sus clientes a través de sus soluciones de seguridad y ahorro energético. Recientemente ha aterrizado en España y hemos tenido la oportunidad de probar su Nest Cam Indoor. Y debemos decir que ha cumplido con creces las expectativas que nos habíamos hecho con este producto a tenor de su precio.

Desde el primer momento, la simplicidad va marcando de forma evidente la experiencia de usuario, empezando por la apertura de la caja, ya que esta incluye una pestaña que ayuda a romper la cinta adhesiva que la mantiene cerrada. A partir de ese momento, todo fluye sin necesidad de manuales o complejos procesos de instalación y configuración.

Tan simple como sacar la cámara de la caja, conectarla a la toma de corriente (incluye un cable de 3 m de largo) y descargar la app de Nest (para Android o iOS) o acceder a la aplicación a través de un navegador Web. Este será el centro de control del dispositivo. Desde aquí podremos apagar o encender la cámara, definir la calidad del vídeo, configurar el envío de alertas (por la detección de personas) o notificaciones, emplear la visión nocturna, escuchar lo que está ocurriendo o incluso hablar o mandar algún mensaje a la persona que está al otro lado. Y todo ello en tiempo real.

Por otra parte, la tecnología que hay detrás de esta Nest Cam Indoor permite ofrecer una calidad realmente excepcional, tanto en lo que se refiere al vídeo (HD 1080 p, gran ángulo de visión o visión nocturna) como en lo que respecta al audio, a las velocidades de transmisión y los tiempos de respuesta. Todo está a la altura. Y sin olvidar lo relativo a la seguridad, pues soporta AES de 128 bits con TLS/SSL.

Y en cuanto al dispositivo en sí, es compacto y elegante al tiempo que plantea toda una serie de detalles funcionales muy acertados, como el diseño que hay detrás de la peana de sujeción (que aporta movilidad y seguridad al mismo tiempo) o la total ausencia de botones. 

  • Calidad, diseño y, sobre todo, simplicidad de uso e instalación.
  • Visión nocturna.
  • Alertas y app de Nest
  • Se le echa en falta soporte WPS