El pasado 7 de noviembre se celebró en Madrid el I Encuentro de Ética e Inteligencia Artificial (IA), organizado por We The Humans, un think tank independiente y multidisciplinar que pretende reflexionar sobre la evolución de la tecnología y su impacto en la ética y en la sociedad.

Según Juan Ignacio Rouyet, presidente de este grupo de pensamiento, We The Humans promueve un uso ético de la IA en cada eslabón de la cadena, desde académicos, desarrolladores y startups, hasta empresas tecnológicas, poniendo siempre a las personas / usuarios en el centro.

Detrás de una IA ética hay una persona éticamente responsable

Pensar en el ciudadano y adoptar su voz en el debate público y normativo en temas como el impacto de la IA en el empleo, las desigualdades derivadas del mal uso de la tecnología, la seguridad de la IA o el derecho de la robótica. Detrás de una IA ética hay una persona éticamente responsable”. Juan Ignacio Rouyet.

Retos éticos de la IA

A lo largo de este encuentro, al que asistieron cerca de 120 profesionales del sector, se desarrollaron diferentes intervenciones, así como una interesante mesa redonda sobre ‘Soluciones de diseño para los retos éticos de la IA’. En ella, Antonio Rodríguez de las Heras, catedrático emérito de la Universidad Carlos III de Madrid, explicó que este debate va más allá de una cuestión técnica ya que supone “un cambio cultural, porque la inteligencia artificial rompe con cuestiones tan asentadas como el ‘deber ser’ que guiaba nuestras vidas y nos da la oportunidad de reformularlo todo”.

Por su parte, María Borbonés, especialista en IA de IBM, detalló cómo fueron los comienzos de esta tecnología y apeló al esfuerzo que la industria está realizando para acabar con los sesgos en los algoritmos y por dotar de transparencia a estos procesos.

En esta mesa también estaban representados Javier Martínez (director ejecutivo de Ship2B) y Jose Luis Martínez (COO de MeaningCloud), así como Alejandro Touriño, socio director de Écija, quien reclamó un marco regulatorio claro que aborde esta nueva realidad y solvente algunos de los dilemas éticos que se encuentran las empresas al desarrollar proyectos de Inteligencia Artificial.

Durante el evento también hubo ocasión de conocer las impresiones sobre esta materia de manos de algunas primeras lanzas del sector. Es el caso de Gemma Galdón, fundadora y CEO de Éticas Research and Consulting, quien aprovechó la ocasión para pedir que “pasemos de las palabras, de todo lo que llevamos hablando durante dos años sobre ética e inteligencia artificial, a la acción”.

Pasemos de las palabras, de todo lo que llevamos hablando durante dos años sobre ética e inteligencia artificial, a la acción

El cierre institucional corrió a cargo de David Cierco, director general de Red.es. En su intervención, Cierco remarcó la necesidad de que la Administración forme parte del diseño ético de la inteligencia artificial y de que ésta sirva a los propósitos de justicia social. “Estamos ante un cambio de era que nos da la oportunidad de construir el mundo del mañana con un desarrollo tecnológico basado en valores éticos“.

Entrega de premios

Como broche final, se hizo púbico los ganadores del I Concurso de Inteligencia Artificial con fines sociales a dos proyectos innovadores:

  • AI Crop Harvesting en la categoría Emprendedores. La agricultura es un contribuyente importante a los gases de efecto invernadero y se estima que representa entre el 10 y el 12% del total de las emisiones. El objetivo de este proyecto es presentar una herramienta integrada de análisis de datos para ayudar a los agricultores a tomar la mejor decisión sobre sus campos. Incluye un análisis de las diferentes variedades de cultivos para recomendar a los agricultores la plantación de los más rentables considerando las ventas locales con el fin de reducir la huella de sus productos. La IA puede contribuir a abordar algunos de estos problemas.
  • El proyecto Upnea de Saturno Labs en la categoría startups. Se trata de una innovadora propuesta que paliará los efectos de la apnea del sueño y mejorará su diagnóstico, combinando un procedimiento basado en el análisis de imágenes faciales de los pacientes, de su área orofaríngea, grabaciones de voz y de otros importantes parámetros clínicos recogidos en un cuestionario realizado por un bot para ayudar al médico en la detección de la gravedad del SAOS y su evaluación por medio de un terminal móvil. Los pacientes podrán hablar con un bot, y contestar preguntas, subir archivos de voz o imagen que serán procesados utilizando técnicas de machine learning y posterior mediación de los médicos y profesionales sanitarios.

Los premiados en ambas categorías recibirán ayuda económica por parte de la compañía de servicios de gestión de crédito Axactor; así como capacidades tecnológicas de IBM y MeaningCloud y mentoría en ‘economía de impacto’ en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) facilitada por la incubadora de startups Ship2b.

Asimismo, accederán al asesoramiento jurídico del despacho Écija y acompañamiento en el desarrollo de su proyecto por parte del Servicio de Emprendimiento de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) para la categoría ‘Emprendedores’. Para la de ‘Startups’, la UC3M ofrece la posibilidad de alojamiento en su Parque Científico durante los 6 primeros meses.