Uno de los objetivos clave de esta iniciativa era precisamente conocer qué tecnologías o tendencias van a marcar el camino de las empresas durante los próximos meses o años. Atendiendo a las respuestas que hemos recibido, se pueden extraer una serie de conclusiones, cuanto menos, llamativas.

Tendencias: estandarización, eficiencia y agilidad

Las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de competir en un mercado muy dinámico y eso solo es posible basándose en una TI eficiente y flexible, con sistemas estandarizados que les permitan adoptar rápidamente nuevas tecnologías, procesos y prácticas para la gestión de la información y los procesos de negocio. En resumen, eliminar la redundancia, optimizar la interoperabilidad y garantizar la coherencia en toda la organización.

Esto es algo que se ve reflejado en las respuestas recibidas. Por ejemplo, con carácter general, el 37,6% de las respuestas va en la dirección de avanzar hacia cloud y modelos de consumo más flexibles. Tal y como recogen también otros estudios similares, como el Informe sobre el Mercado Cloud en España 2023 desarrollado por Eraneos, en la nube aparece como una opción ya consolidada, vencidos los resquemores iniciales de pérdida del control por desubicación de los datos.

La IA va a ser la herramienta más poderosa a nuestro alcance en los próximos años y la que más transformará nuestra vida diaria y empresarial

En cualquier caso, el área de TI se lleva gran parte del foco en las tendencias detectadas. Un 9,4% de los consultados ve necesario externalizar los servicios TI, un tema recurrente desde tiempos pasados y que siempre está encima de la mesa, tal vez más como un ahorro de costes que como un factor de eficacia. Además, el 32,2% apuesta por mejorar la eficiencia y el rendimiento del departamento TI, curiosamente llega a través de perfiles con responsabilidades en esta área y no de otros departamentos.

Otros vectores que apuntan en esta misma dirección: el 24,2% de las respuestas han señalado la modernización de los sistemas legacy como una prioridad para los próximos meses, o aquellas que plantean reducir la deuda de TI y sus costes asociados (12,1%), descubriendo una tendencia muy clara hacia los modelos SaaS.

Además, el 13,4% de los encuestados apuestan por tecnologías de low code–no code. En definitiva, se trata de no hipotecarse con sistemas complejos y ser capaces de responder rápidamente a los cambios de mercado desde el propio negocio, sin necesidad de depender de las habilidades de un especialista.

Productividad

Como no podía ser de otra forma, la mejora de la productividad también se ve reflejada en este informe, ya sea a través de tendencias y tecnologías que inciden de forma directa en este aspecto o bien por enfoques que actúan como catalizador y apuntan en esta dirección.

Tendencias clave durante los próximos añosUn ejemplo: el 34,9% de los encuestados desea mejorar en la productividad de los equipos y el 21,5% de las respuestas apuntan a que va a aumentar la inversión en fomentar entornos híbridos y mejorar la experiencia del empleado. Desde luego, la pandemia fue el gran impulsor del teletrabajo, junto con las aplicaciones colaborativas y de videoconferencia apoyadas en unas comunicaciones asequibles y fiables.

Además, el 33,6% de los encuestados apuesta por revisar la cultura empresarial y por políticas y modelos que ayuden a captar y retener el talento. Toda una declaración de intenciones.

La IA generativa es otra de las principales tendencias detectadas, llevándose un 43,6% de las respuestas. Esta tecnología se ha convertido en algo más que un hype y está demostrando un gran valor actuando como copiloto de la fuerza laboral a todos los niveles y en una amplia variedad de industrias.

IA, expectativa o realidad

Si hay una tecnología que interesa a directivos de todas las áreas, pertenecientes a todas las franjas generacionales y sectores de actividad, es la inteligencia artificial. Es posible que, con la variedad de artículos, noticias y expertos surgidos de la nada, las ideas que cada uno se haya formado sobre cómo aplicarla sea muy diferente, y hasta contradictorias. Pero lo que es evidente es que se ha convertido en todo un fenómeno cultural

Según los datos recogidos en cuanto a tendencias a futuro, el 59,1% de los encuestados mostró interés por la IA generativa, y el 38,3% destacó que la aplicación de esa tecnología está de forma clara en sus agendas, y será uno de los puntos fuerte para aumentar la inversión.

Tecnologías en las que se va a aumentar la inversiónEn este punto en concreto, vaticino —sin necesidad de oráculo alguno— que la IA va a ser la herramienta más poderosa a nuestro alcance en los próximos años y la que más transformará nuestra vida diaria y empresarial, tanto o más a como lo hizo internet en su momento.

Pero, si me equivoco, pasado un tiempo nadie se acordará de estas palabras, tal y como señalé al comienzo.

Otros contenidos…

VUCADA y antifragilidad
El extraordinariamente complejo tablero de juego
Hacer predicciones en tiempos convulsos
Antifragilidad o cómo resistir lo impredecible